El ahorro y la buena inversión son fundamentales para poder permitirnos un futuro seguro, estable y cómodo

Sin embargo, aunque nuestra máxima es potenciar todo lo posible el ahorro, hay en algunos gastos en los que no es necesario controlarnos (tanto) y nos podemos permitir dar rienda suelta a nuestros deseos. Uno de estos caprichos en los que no debemos escatimar en gastos es el tiempo.

¿Gastar dinero en tiempo? ¿Acaso estos tipos están locos?  Para nada. Es más, estamos seguros de que ya lo has hecho más de una vez sin que te hayas dado cuenta. ¿Has pedido alguna vez comida a domicilio porque no te apetecía cocinar? ¿Has hecho la comprar online porque no querías interrumpir tu maratón de la nueva serie de Netflix? Si la respuesta es afirmativa, felicidades, ya te has iniciado en el bello arte de gastar tiempo en dinero. Pero al fin y al cabo, esto es un blog de ahorro y hoy queremos ayudaros a ahorrar en tiempo para que podáis gastarlo en lo que a vosotros os apetezca y seáis más felices.

01.

Organiza tu día a día

Sabemos que el calendario y el reloj suelen ser nuestro peor enemigo. El despertador tiende a sonar cuando más a gusto estamos en la cama y los lunes… mejor no hablar de los lunes. Sin embargo, podemos hacer que se conviertan en nuestros mayores aliados a la hora de conseguirnos unas cuantas horas para estar relajados.

Márcate unos tiempos para hacer tus tareas, ajústate a un horario y verás cómo pasarás del amor al odio en tan solo días.

02.

Aprovecha los gadgets inteligentes

Tener un móvil de un gritón de euros sirve para muchas cosas más que fardar de lo chulo que es tu smartphone. Smart significa inteligente pero si no usamos la inteligencia, ¿para qué la queremos?

Utiliza todas las funciones de sincronización que te ofrece tu teléfono y ahorra tiempo en hacer cosas cotidianas del día a día como mirar mails, comprobar el extracto bancario, o pagar la luz. ¡La llave al tiempo libre está en tu bolsillo!

03.

Ve un paso por delante

¿Te pasas media hora pensando qué te vas a poner mañana? ¿No sabes qué tienes en la nevera y te preguntas qué vas a cenar esta noche? Mientras haces cábalas día a día sobre qué modelito vas a llevar en el trabajo o la cantidad de carbohidratos que te has metido entre pecho y espalda, estás perdiendo horas y horas de tiempo que podrías dedicar a ver el último capítulo de Juego de Tronos que ya te han spoileado.

Los domingos son días de descanso que bien te pueden servir para organizarte en una horita todo esto y conseguir tiempo libre para ti. Aprovéchalos para planificarte las tareas semanales y ahorra tiempo.

04.

No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy

Algunos odian ponerse a cocinar, otros odian tender la lavadora… ¿lavar los platos después de comer? ¡Menuda pereza! Todos tenemos una tarea que odiamos hacer y posponemos en el tiempo con el deseo de que desaparezca de nuestras vidas o que alguien venga a quitárnosla de en medio. Pero eso rara vez ocurre.

Posponiendo nuestras responsabilidades lo único que conseguimos es que éstas nos agobien cada vez más y no nos permiten avanzar en otras tareas que resolveríamos en menos tiempo. Así que ponte las pilas, quítate lo más pesado de encima cuanto antes y sigue con tu vida.

05.

Aprovecha los tiempos muertos

¿Los trayectos en tren hacia el trabajo se te hacen eternos? ¿Llevas media hora de retraso en el médico y ya te has leído 20 veces el último prospecto de vacunación de la gripe? Estos momentos de aburrimiento son perfectos para hacer cosas que dejas a un lado en tu día a día.

Leerte ese libro que te recomendó tu mejor amigo, para practicar un poco tu nueva afición por el ganchillo o para leerte ese artículo tan interesante que escribimos para entender las pensiones. ¡Convierte las malas situaciones en tiempo para ti mismo!

06.

Internet es nuestro amigo, pero también nuestro enemigo

Lo poco gusta y lo mucho cansa. El refranero popular está lleno de sabiduría que casi siempre es cierta (seguimos sin entender eso de a quien madruga, Dios ayuda). Por tanto, está bien que dediques una parte del día a mirar qué ha dicho tu cantante favorito en TW o que veas el último posado otoñal que ha posteado en Instagram la celebrity de turno, ¡pero no te pases!

Recuerda que todo ese tiempo que te pasas en las redes sociales podrías estar viendo una exposición cultural o, yo que sé, haciendo una locura y viendo a tus amigos en vivo y en persona tomando unas cañas en una terracita al sol.

07.

Tómate tu tiempo

¿Llevas horas y horas delante de un informe y todavía no has averiguado qué significa? Cuando estamos en un callejón sin salida, es mejor buscar una ruta alternativa. Todos nos atascamos y cuanto más nos obcecamos es más difícil sacarnos de nuestro bloqueo. Por mucho trabajo que puedas tener, tomarte un respiro puede ser la respuesta a todos tus problemas.

Un momento de desconexión ayudará a tu cabeza a aclarar sus ideas y, seguramente, consigas vislumbrar el dato que hace que ese informe tenga sentido. En nuestra mente, tenemos que tener claro siempre un objetivo: todo tipo de ahorro está pensado para beneficiarnos en el futuro.

¿Llevas horas y horas delante de un informe y todavía no has averiguado qué significa? Cuando estamos en un callejón sin salida, es mejor buscar una ruta alternativa. Todos nos atascamos y cuanto más nos obcecamos es más difícil sacarnos de nuestro bloqueo. Por mucho trabajo que puedas tener, tomarte un respiro puede ser la respuesta a todos tus problemas.

¿Se te ocurre un mejor motivo para ahorrar?