El riesgo

El principal miedo antes de dar el paso de ahorrador a inversor

S

in embargo, es una de las primeras cosas que debemos tener en mente a la hora de dar el paso: toda inversión conlleva un riesgo inherente. Habrá algunos productos financieros con menor riesgo asociado, como la renta fija, mientras que otros activos, como los derivados o las acciones, llevan implícito una asunción de riesgo mayor como contrapartida de rentabilidades más altas.

¿De dónde viene esta mayor exposición a rentabilidades negativas? De que estos productos son más volátiles, es decir, sus precios varían con más facilidad, tanto al alza como a la baja. En un entorno como el actual con la crisis del coronavirus, la volatilidad se ha disparado en los mercados, pudiendo propagar el temor a perder parte de nuestro dinero invertido.

Sin embargo, hay buenas prácticas que nos pueden ayudar a mitigar la volatilidad de los mercados y nos ayuden a capear estos momentos de tensión y hoy os las explicamos.

Buenas prácticas para evitar la volatilidad: el ahorro periódico

Antes de nada, debemos tener clara una cosa: cuando invertimos en una serie determinada de activos financieros, siempre vamos a estar expuestos a volatilidad. Ahora bien, hay una serie de prácticas que, si convertimos en hábitos de ahorro e inversión, nos pueden ayudar a mitigar los vaivenes del mercado. Además, son decisiones y acciones que nosotros podemos controlar, externas a los movimientos que puedan experimentar los mercados financieros.

Uno de los principales ejemplos de buena práctica para mitigar la volatilidad es el ahorro periódico. Una de las malas prácticas que realizan algunos inversores es esperar hasta el último momento para invertir de golpe todo el dinero ahorrado a lo largo del año.

A priori, podría parecer que no es algo negativo en sí mismo. Sin embargo, con este tipo de acciones estamos exponiendo todo nuestro dinero a un riesgo de caída y rentabilidades negativas. 

La mejor forma de restar los efectos de la volatilidad es ir realizando aportaciones periódicas a nuestra inversión. Con ello, además de beneficiarnos de las ventajas del interés compuesto, no expondremos nuestro patrimonio a movimientos puntuales del mercado, sino a la evolución natural de este.

Descubre la herramienta de Ahoro Periódico de Renta 4 Banco

Sabemos que cuesta mucho ahorrar todos los meses . Los gastos fijos de la casa, imprevistos… Antes de que te quieras dar cuenta, ya te has acabado todo el sueldo. Toda ayuda siempre es bien recibida y en Renta 4 Banco han creado la herramienta de Ahorro Periódico.

Esta herramienta se encargará de extraer de forma directa de tu cuenta la parte que quieras dedicar a la inversión, haciendo que te despreocupes y puedas hacer cuentas de cara al mes sin pensar en el ahorro. Descúbrela en este enlace.

Por otro lado, en momentos de alta volatilidad la parte psicológica se vuelve un pilar fundamental en el mundo de inversión. Cuando el mercado experimenta amplias caídas, muchos inversores pueden verse afectados por el pánico y vender sin pensar en el largo plazo. Por otro lado, en momentos de euforia desmedidas, se puede comprar más de la cuenta, incluso en activos que estén sobrevalorados y que posteriormente caigan.

Evitar esos impulsos de compra y venta pueden ser auténticas pruebas de fuego. Sin embargo, hay que pensar en la inversión siempre a medio o largo plazo. Los mayores logros de la vida no se consiguen de la noche a la mañana, sino con tiempo y trabajo. En la inversión ocurre exactamente lo mismo, y por eso es importante seguir la filosofía Slow Finance.

En un mundo como el actual, en el que las prisas y las informaciones constantes no paran de bombardearnos y no nos dejan pensar, el Slow Finance aboga por lo contrario: tranquilidad, conocimiento y decisiones con cabeza.

Productos financieros con los que hacer frente a la volatilidad de los mercados

Estos consejos te ayudarán a mitigar los efectos que pueda tener la volatilidad sobre tu patrimonio. Ahora bien, además de esto también podemos apoyar estas buenas prácticas con una elección de activos financieros y servicios que combatan contra la volatilidad. Por ejemplo, con los valores refugio o valores defensivos, que son aquellos que en momentos de incertidumbre se suelen mantener estables.

Históricamente, uno de estos activos refugio ha sido siempre el oro. Al estar descorrelacionado y moverse por otras variables distintas a las que movilizan a la renta variable, el oro se comportará de forma diferente. El único problema de este valor refugio es su precio, aunque existen productos como los ETCs o fondos de metales preciosos que son buenas opciones para pequeños inversores.

Por otro lado, en unos tiempos en los que la gestión pasiva estaba tomando relevancia, la llegada de la volatilidad supone que confiar en este tipo de gestión es asumir más riesgos de los que cabría esperar. 

Ahora es cuando adquiere más relevancia la gestión activa, ya que, además de perfilar una estrategia en base a tus necesidades y riesgos, permite maniobrabilidad para evitar movimientos bruscos fruto de la volatilidad.

No hay solución buena idéntica para todos

Ahora bien, aunque a todos los inversores les afecta la volatilidad de los mercados por igual, hay que ser conscientes de que cada uno tiene unos objetivos, perfil de inversión y horizonte temporal concretos. Por eso, para capear la volatilidad no hay una solución global para todo el mundo, sino diferentes casos que necesitan medidas específicas.

Da igual que tengas algo de experiencia en el sector o que seas un inversor novato, en momentos de alta volatilidad, hay dos consejos primordiales: el primero, no dejarse llevar por los impulsos y las corrientes alarmistas. El segundo, cuenta siempre que puedas con un experto en inversión que te asesore lo mejor posible en base a la situación del mercado.  

Habla con un experto

En Renta 4 Banco sabemos lo importante que es la información en momentos de tanta volatilidad. Siendo fieles a una filosofía slow finance es importante actuar reflexivamente pero con decisión para controlar el riesgo según tus objetivos a medio plazo. Habla con tu asesor para que te ayude a determinar la forma más apropiada de actuar.

Te recordamos que en Renta 4 Banco estamos a tu disposición para evaluar tus inversiones y controlar los riesgos, y especialmente en los momentos de incertidumbre.