Todos somos conscientes de la importancia de la seguridad

Cualquier medida es buena para proteger nuestros objetos más preciados

A hora, hazte una pregunta: ¿pones la misma atención a la protección de tus datos online que a cerrar con llave la puerta de tu casa por las noches? Puede parecer una comparación un poco exagerada, pero si lo piensas detenidamente no lo es tanto. Con la llegada de los smartphones, ahora en tu teléfono tienes el correo electrónico en el que recibes las facturas, puedes pagar con él en los comercios, comprar online en todo tipo de establecimientos…

Por eso, tratar tu smartphone como oro en paño es necesario. Ya no solo porque puedas perderlo físicamente, sino porque la red también puede ser un lugar inhóspito, lleno de cibercriminales que quieren quedarse con tus datos. ¿Crees que esto no es tan común o que a ti no te puede afectar? Hoy te vamos a contar algunos de los ciberataques más famosos de los últimos años y te ofrecemos consejos para mejorar tu seguridad.

Los cibercrímenes más famosos de los últimos años

Wannacry: el malware que hizo llorar a todo el mundo

Países afectados por el ransomware Wannacry

El 12 de mayo de 2017 tuvo lugar el mayor ciberataque de ransomware de la Historia. El WannaCry afectó a más de 230.000 ordenadores de más de 150 países del mundo. ¿Cómo consiguió esta hazaña? El malware utilizaba una vulnerabilidad de Windows llamada EternalBlue (y supuestamente desarrollada por la NSA) que permitía a los atacantes ejecutar códigos de forma remota e infectar otros equipos vulnerables a través de redes locales.

Una vez el ordenador estaba infectado, el ransomware cifraba una serie de archivos y notificaba al usuario que para recuperarlos tendría que pagar 300$ en un plazo de tres días o 600$ pasada una semana. Es decir, como si el pago de un secuestro se tratase. Lo más preocupante es que el ataque infectó también equipos de compañías como Telefónica e Iberdrola en España, al servicio de salud británico y a otras compañías como FedEx o Deutsche Bahn. Se estima que los cibercriminales recaudaron cerca de 140.000 dólares en rescates hasta que el hacker Marcus Hutchins evitó la propagación del virus tras encontrar un botón de apagado.

Robo de datos en Yahoo!

Del ciberataque de ransomware más grande de la historia, al hackeo más grande de la historia. 2013 fue un año catastrófico para la compañía tecnológica. Primero en septiembre reveló una ataque que afectó a más de 500 millones de cuentas. Pero no quedó ahí la cosa, dos meses más tarde Yahoo! declaró que habían sufrido un hackeo en el que se robaron más de 1.000 millones de cuentas de usuario.

¿Qué significaba ese robo? Nombres de usuarios, direcciones de email, números de teléfono, fechas de nacimiento, contraseñas cifradas pero fáciles de decodificar, preguntas de seguridad…   Sin embargo, ahí no acabó la cosa. El pasado año, después de que Verizon comprase a Yahoo! por 4.480 millones de dólares, se descubrió que la filtración no afectó a 1000 millones de cuentas, sino a cerca de 3000 millones. Sí, no se filtraron datos bancarios, pero recuerda siempre que tus datos son parte de tu privacidad y se pagan muy bien en la Deep web.

La banca tampoco se libra de ciberataques

Evidentemente, los bancos no iban a estar exentos de ciberataques. De entre todos los que han ocurrido en estos años, queremos destacar el perpetrado contra el banco de Bangladesh, que se convirtió en uno de los grandes ciberrobos de la historia. En concreto, los criminales se hicieron con 81 millones de dólares a través de un desvío de fondos ilegal.
¿Cómo lo consiguieron? Adentrándose en la red del banco indio y robando las credenciales para realizar transferencias de dinero. Lo más curioso del caso es que el fallo en la seguridad fue descubierto debido a un error ortográfico en las transferencias. Si los cibercriminales no hubieran escrito esa errata, no sabemos hasta cuantos millones podrían haber robado.

Sony Pictures bajo el foco de los cibercriminales

Quizás este no es uno de los hackeos más grandes de los últimos años pero pone de relevancia que nadie está a salvo. El motivo de este ciberataque fue el estreno de la película The Interview, comedia satírica sobre unos periodistas que entrevistan al líder norcoreano, Kim Jong Un.

Por lo que sea, parece que esto no le sentó muy bien a los norcoreanos, que amenazaron con “bombardear Sony” si la película llegaba a salir. Obviamente, el film se estrenó y los hackers cumplieron con su amenaza.

El resultado fue la paralización de los sistemas informáticos de la compañía, con la consiguiente “filtración” de emails de altos cargos del estudio y revelaciones para el futuro de la empresa. La filtración tuvo además consecuencias económicas debido a la caída de las acciones en Bolsa y a otros costes de producción del film.

Aprende a proteger tus datos y refuerza tu ciberseguridad

Es evidente que mejorar la seguridad de tus datos hoy en día es vital, más si tenemos en cuenta la cantidad de peligros que hay en la red. Una “buena” contraseña no es suficiente para poner a salvo tus datos y por ese motivo os detallamos a continuación cinco buenas prácticas para reforzar la seguridad de tus datos en la red. Además, podrás encontrar información sobre los diferentes tipos de ciberestafas en la web de la Asociación Española de Banca :

Nunca utilices la misma contraseña
Da igual que tu contraseña tenga 25 caracteres, intercales mayúsculas y minúsculas, pongas números y uses caracteres especiales. NUNCA REPITAS LA MISMA CONTRASEÑA. Por muy difícil que sea, los cibercriminales son habilidosos y escurridizos y si consiguen decodificarla, todas tus cuentas estarán a su merced.
Comprueba siempre la dirección de los mails que te llegan

Aparece un mail importante en tu bandeja de entrada: ‘¡Urgente! No ha realizado el pago de sus facturas’. Antes de lanzarte como un loco a pinchar en el enlace que te pondrá al día con tus pagos, párate un segundo y mira el remitente… ¿es una dirección de correo que te suena o no parece fiable? Una buena forma de averiguarlo es ver el tipo de correo desde el que se ha enviado. Si el origen es un servicio de email gratuito (Gmail, Yahoo, Hotmail, etc.), más vale que destruyas ese mensaje y lo marques como spam.

¿Wifi gratis? No, gracias
Las cosas gratuitas nos llaman como la luz llama a los insectos. Vamos directos hacia ellas y los cibercriminales lo saben perfectamente, por eso colocan trampas en las zonas de red wifi gratuitas con las que adentrarse en nuestros smartphones. Si no te lo crees, el famoso hacker Chema Alonso demostró hace unos años lo fácil que resultaba (a partir del minuto 2:30).
Realiza copias de seguridad
Por mucho que protejas tus contraseñas y tus datos, nadie está exento de caer en la trampa, bien valen los ejemplos mencionados anteriormente. El hacker se abre camino, por eso siempre tenemos que contar con un buen seguro. En este caso, no nos referimos a ir a una aseguradora, sino a realizar copias de seguridad. Eso sí, cerciórate de guardar estas copias en otros dispositivos diferentes, ya que si infectan el equipo y la copia se encuentra dentro, de poco servirá.
Nunca pagues un rescate
Pongámonos en el peor de los casos. Han hackeado tu ordenador y han cifrado tus archivos… Mira que te dijimos que hicieses una copia de seguridad. Una vez metidos en este lío, ¿debemos pagar el rescate para que nos den el código para decodificar nuestros datos? NO, esa nunca es la solución. El pago del “rescate” no nos asegura que los ciberdelicuentes vayan a devolvernos nuestros datos. Es más, al pagar pueden pensar que estás muy interesado en recuperar tus datos y podrán seguir el chantaje hasta el infinito. En este caso, habrás perdido tanto tus archivos como tu dinero.