Ya han llegado las navidades

Es momento de despedir el año y celebrarlo con amigos y familia

S

in embargo, aunque nos encanta la Navidad y toda buena celebración, estas fechas son temidas por muchos ahorradores y familias por lo que supone. ¿A qué nos referimos? A los gastos que hacemos en estos días. Porque en muchas ocasiones da igual que tengas paga extra. Entre cenas de Navidad, regalos y las compras cotidianas de cada vez, el gasto de las familias crece de forma importante. Y encima venimos del Black Friday…

Por ello, hoy en nuestro blog queremos ayudarte a hacer frente a esta etapa de gasto con una serie de consejos para ahorrar en Navidad. Así solo tendrás que centrarte en disfrutar de las fiestas con la familia.

Ahorra en los gastos del hogar

La Navidad coincide con el final del otoño y el principio del invierno. Por si fuera poco, a los gastos clásicos que se suelen tener en estas fechas se une el gasto energético. Menos horas de luz natural, mucho frío… La factura energética en invierno crece sin que te des cuenta y cuando llega la cuesta de enero lo último que necesitas es pagar 500 € en gas.

Pero tampoco hay que poner las alarmas, podemos combatir el gasto energético. Ya en su día escribimos un post en el que os explicábamos cómo reducir los gastos en casa, pero hoy vamos a adaptarlo a ambientes más navideños. Por ejemplo, ¿a quién no le gusta una buena decoración? Evidentemente, puedes “vestir” tu casa para la ocasión, pero hay formas de hacerlo sin gastar de más.

Nos referimos a las luces de Navidad. Y ojo, no estamos diciendo para nada que dejes de ponerlas. Pero no llenes tu casa de pequeñas bombillitas parpadeantes que harán que tu factura de la luz se dispare. El truco está en encontrar el equilibrio entre un detalle decorativo navideño o que tu casa tenga el alumbrado de Vigo.

Recuerda, si tienes una cena de Navidad con mucha gente, el propio calor de las personas elevará la temperatura de la casa. Puedes aprovechar para bajar la calefacción y así de paso nadie se sentirá agobiado. Pero no seas rácano, tampoco hagas pasar frío a tus invitados.

Ahorra en las compras de Navidad

El ahorro energético siempre es importante, pero el principal gasto que tenemos en esta época del año son las compras de Navidad. Y no solo nos referimos a (atención, no dejéis a vuestros hijos leer lo siguiente) los regalos del Amigo Invisible y Reyes Magos, que también, sino a las compras para las cenas y comidas familiares y con amigos.

La primera norma para reducir gastos ya os la hemos dado en otros casos, ¡pero es que es muy útil! Consiste en hacer una lista. Ahora bien, hacer una lista conlleva una preparación de saber qué se va a comer, cuántos comensales van a asistir, sus gustos… Con la lista preparada, más o menos puedes hacerte un presupuesto de lo que vas a gastar y, si es desorbitado, hacer ajustes. Con el presupuesto hecho ¡es hora de ir a comprar!

En la actualidad, hay un montón de opciones de pago: efectivo, tarjeta de crédito, desde el móvil… Y también te podemos asegurar que dependiendo de la forma en la que pagues puedes conseguir ahorrar algo de dinero. La respuesta está en la psicología.

Por ejemplo, vamos a hacer la compra y al pasar por caja, podemos pagar en efectivo o con tarjeta. A efectos prácticos, para nuestra cuenta corriente es lo mismo. Pero ¿y para nuestra mente? Párate un momento y piénsalo, ¿tienes la misma sensación de gasto cuando pagas con tarjeta que cuando lo haces en efectivo? La primera es sacar un trozo de plástico y teclear un número (a veces, ni eso). 

Sin embargo, al pagar en efectivo tenemos que sacar el dinero de la cartera y desprendernos físicamente de él. Con el efectivo somos más conscientes de que estamos gastando dinero que al pagar con la tarjeta y esa consciencia nos ayuda a controlar más el gasto. 

Un buen consejo: Sobres para ahorrar

Si todos los años te pasas de gastos en Navidad y este no quieres que vuelva a ocurrir, te damos una idea: Mete el dinero que quieras dedicarle a cada cosa en diferentes sobres y llévatelos a comprar. Así sabrás a ciencia cierta lo que te estás gastando y no podrás pasarte.

Ahorra con los regalos de Navidad

Llegamos al último paso y, seguramente, el más complicado. Ahorrar en los regalos de Navidad es posiblemente la tarea más complicada de todas. El primer consejo es que, si puedes, no esperes a última hora. A veces es difícil encontrar el regalo perfecto, pero cuanto más lo demoremos en el tiempo, más difícil va a ser encontrarlo, sobre todo si es algo que está de moda. Además, cuanto más se acerquen las fechas señaladas, es posible que los precios se inflen un poco…

Esto se relaciona directamente con el segundo consejo que queremos darte a la hora de ahorrar con los regalos: no tengas prisa. Ya sea un juguete para tu hijo, una tele de 48 pulgadas o un smartphone de última generación, no compres compulsivamente. Primero busca, compara y cuando lo tengas claro y hayas encontrado “el chollazo”, compra. Es más, a día de hoy lo puedes hacer hasta desde casa con internet.

Siguiendo esta serie de consejos, conseguirás rascar unos pocos euros durante estas fechas y podrás disfrutarlas más tranquilo. Porque, al fin y al cabo, la Navidad está para disfrutarla.