Vivimos tiempos convulsos. No llevamos ni un cuarto de siglo y ya hemos atravesado dos crisis importantes

Primero nos azotó la gran crisis financiera en 2009, que destruyó miles de puestos de trabajo y la tasa de paro alcanzó casi el 26% en 2012. Cuando parecía que ya estábamos recuperados y parecía que se veía la luz al final del túnel, llegó el coronavirus. Así, en poco más de 10 años nos hemos encontrado con situaciones que han afectado al mercado laboral, dificultando la búsqueda de empleo.

Históricamente, las personas han recurrido a la emigración en busca de nuevas oportunidades de empleo e, igual que algunos se asientan, muchos tienen la intención de volver a España. Hoy vamos a resolver una duda que te puede haber surgido si este último es tu caso. Vamos a hablar de la cotización en el extranjero y cómo convalidar los años trabajados para recibir la pensión de jubilación, pero no olvides recurrir siempre aun complemento como son los Planes de Pensiones.

¿Puedo convalidar los años trabajados en el extranjero para mi pensión en España?

Aunque puede haber muchas razones para que una persona emigre, uno de los principales motivos es la búsqueda de una mejora socioeconómica. Es decir, un trabajo que le permita mejorar su vida y también la de sus familiares. Pero por norma general, la mayoría de gente no quiere abandonar su origen, su hogar. Por eso, cuando ya ha conseguido estabilizarse y asegurarse un futuro, muchos deciden volver a casa. Aunque también podemos encontrar el caso contrario, que cuando te jubiles, quieras irte a vivir tu edad dorada a otro país. Si no, pensad en todos los jubilados alemanes de la costa mediterránea…

Sin embargo, pensar en la jubilación sin la protección que te brinda una pensión, puede dar bastante respeto. Si es tu caso y tienes pesadillas por las noches con las pensiones cuando trabajas en el extranjero, tenemos la solución para que recuperes el sueño. Si has estado un tiempo trabajando en el extranjero, vas a poder convalidar esos años para tu jubilación con casi total seguridad. Ahora bien, el condicionante es que dependiendo de los países en los que hayas estado trabajando, esa convalidación puede ser diferente.

Además, debes tener en cuenta que no todos los países permiten jubilarse a las mismas edades ni tienen el mismo mínimo de años cotizados para acceder a una pensión. Por ejemplo, mientras que aquí en España la edad mínimo de jubilación será de 67 años en 2027 con  menos de 38 años y medio cotizado, en otros países como Francia o Italia puedes jubilarte con 62 años. Por tanto, el país en el que hayas estado trabajando es más importante que el simple hecho de que hayas estado trabajando fuera de España.

Convenio europeo y países con acuerdos bilaterales: la importancia de saber dónde he trabajado

La importancia de dónde trabajar o no reside en si ese país tiene algún tipo de acuerdo o convenio con España. De esta forma, podemos destacar varios ejemplos:

Esta opción es la que más facilidades ofrece gracias al Reglamento comunitario de coordinación de los sistemas de la Seguridad Social. Este reglamento no solo comprende todo lo relacionado con las cotizaciones y pensiones de los estados miembro, sino que también incluye a Suiza  y a los países del Espacio Económico Europeo (Noruega, Islandia y Liechtenstein).

Este reglamento establece que el trabajador podrá recibir una pensión que equivalga a la suma de los periodos cotizados en los distintos países que estén en el Reglamento. En cuanto al cálculo, cada país se encargará de hacer el cálculo teniendo en cuenta todo el periodo trabajado en la UE. Esta operación se realiza partiendo de la base de que hubieras pagado todas las cotizaciones en su seguridad social para acto seguido realizar un ajuste del importe correspondiente al tiempo que hayas estado.

Si hablamos de otros países ajenos a la UE, existen convenios bilaterales que estipulan cómo se llevan esos cálculos. Aunque pueden diferir, estos acuerdos se rigen por cuatro principios:

  • Principio de igualdad de trato: El trabajador extranjero será tratado como uno nacional, con los mismos beneficios y obligaciones.
  • Principio de totalización de las cotizaciones: Al igual que en el caso del reglamento europeo, España y el país del acuerdo bilateral reconocerán los periodos cotizados por igual.
  • Principio de exportación: El trabajador podrá cambiar de residencia y seguir cobrando la pensión en el país al que vaya.
  • Principio de no devolución de cotizaciones: Las cotizaciones realizadas en España a un trabajador extranjero se devolverán si decide regresar a su país o irse de España.

Al no haber convenio, depende exclusivamente de lo que indique cada país en relación a la cotización y el cobro de pensiones en el extranjero. El principal problema es que España no contará con las bases ni años cotizados en estos países a la hora de calcular tu pensión.

Dónde tengo que solicitar mi prestación de jubilación

En cuanto a la solicitud de prestación de jubilación, tendrás que solicitarla en el lugar de residencia en el que te encuentres una vez vayas a jubilarte. Ahora bien, en caso de que ya no residas en ninguno de los países en los que has trabajado y cotizado, tendrás que realizar la tramitación en el último país donde hayas cotizado.

Así que no te preocupes, solo vas a tener que tramitar una solicitud de prestación, no dos. Por otro lado, gracias al principio de exportación, aunque vayas a recibir dos (o más) prestaciones, te llegará como una única prestación.

En  resumen, trabajes donde trabajes es más que probable que puedas convalidar tu cotización para la pensión de jubilación. Ahora bien, recuerda que si quieres conservar tu nivel de vida vas a tener que ahorrar y la mejor forma de conseguirlo es a través de un plan de pensiones. 

Habla con un experto

En Renta 4 Banco sabemos lo importante que es la información en momentos de tanta volatilidad. Siendo fieles a una filosofía slow finance es importante actuar reflexivamente pero con decisión para controlar el riesgo según tus objetivos a medio plazo. Habla con tu asesor para que te ayude a determinar la forma más apropiada de actuar.

Te recordamos que en Renta 4 Banco estamos a tu disposición para evaluar tus inversiones y controlar los riesgos, y especialmente en los momentos de incertidumbre.