La cumbre del clima llega a Madrid

Del 2 al 13 de diciembre se celebra en la capital la COP 25

E

n esta cumbre, las 197 partes que conforman la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el cambio climático (UNFCCC) se reúnen con el propósito de avanzar en la implementación de los acuerdos y obligaciones específicas para combatir el cambio climático. Durante 12 días, estos 196 países más la Unión Europea buscarán avances en la transformación de la economía y un desarrollo realmente sostenible.

Queremos unirnos a la COP 25 y para ello, además de recordaros que tenemos un post en el que hablamos de formas de ahorro sostenible en casa, vamos a explicaros una nueva tendencia de inversión: la Inversión Socialmente Responsable. Así, podréis contribuir al medio ambiente mediante inversión y ahorro.

¿Qué es la inversión socialmente responsable (ISR)?

Este término nació a principios de los 2000 y se refiere a aquellas inversiones que se realizan en base a unos criterios concretos de ámbito medioambiental, social y de buen gobierno corporativo (ASG). En base a esto, la meta que tiene la ISR es colaborar en el desarrollo sostenible. ¿Cómo lo consigue? A través de la inversión sostenible.

La Spainsif, es una asociación sin ánimo de lucro que se creó en España en 2009 por entidades interesadas en promover la ISR. Conoce más de ella aquí

Pero toca aclarar, tampoco estamos hablando de una inversión en un sector concreto como podría ser el industrial. En este caso la ISR sería más como una tendencia de inversión en base a estos principios.

Con este nuevo enfoque lo que se pretende es alcanzar un mundo cada vez mejor, animando a empresas de todos los ámbitos a realizar buenas prácticas en base a estos criterios.

Además, lo que surgió hace una década como un nicho pequeño de inversión cada día está tomando más relevancia para los inversores. Según el “Informe 2016 sobre Tendencias de Inversión Socialmente Responsable”, publicado por la asociación USSIF (The Forum for Sustainable and Responsible Investment in US), se estimaba que 8,72 billones de dólares se encontraban en activos que se adhieren a, al menos, uno de los enfoques de la ISR.

Hoy, esa cifra se ha elevado a los 20 billones de dólares, alcanzando el 25% del dinero que se encuentra bajo gestión. Para 2030, se espera que esta cifra se duplique.

Guía para identificar Inversiones Socialmente Responsables

Como ya hemos dicho, la inversión sostenible se sustenta en criterios medioambientales, sociales y de gobernanza. Aplicados a la inversión, se puede desarrollar en diferentes estrategias que podemos clasificar en estos tipos:

Exclusión

Excluir compañías de determinadas industrias consideradas controvertidas o poco éticas. Las más claras son el tabaco, las armas o el juego.

ASG temática

En este caso consistiría en invertir en una compañía que se especialice en una de las ramas de la ISR. Por ejemplo, en la lucha contra el cambio climático.

Voto e Involucración

Esta estrategia de inversión se basa en colaborar de manera activa en las empresas en las que se invierte para provocar y fomentar mejoras en aspectos de ASG.

Integración de factores ASG

Consiste en integrar de forma activa estos criterios ESG en la estimación de los beneficios o capacidad de pago futura de una empresa.

Best in class

Se realiza un estudio que puntúa a las empresas en función de sus políticas sobre temas de ASG y se invertirá en aquellas que tengan las mejores puntuaciones.

Inversiones de impacto

Más alejada de la inversión tradicional, aquí toma relevancia el componente social por encima de la obtención del beneficio por parte del inversor.

Cumplimiento de tratados internacionales

Evita invertir en empresas que incumplan con normativas o tratados internacionales. El más representativo es el Pacto Global de las Naciones Unidas.

Cabe mencionar que la inversión socialmente responsable no sólo afecta a las empresas, sino también a los gobiernos que emiten bonos soberanos. Así que sí, se puede realizar inversión responsable en renta fija.

¿Cómo puedo identificar Inversiones Sostenibles?

Las grandes fortunas o clientes institucionales como Renta 4 tienen más facilidades a la hora de realizar inversiones pero ¿y en el caso de un inversor pequeño? Para un particular, la forma más fácil de encontrar inversiones sostenibles es a través de fondos que sigan los criterios mencionados anteriormente.

Sin embargo, para alguien que está empezando en la materia puede ser una tarea algo complicada. Por otro lado, no existen en la actualidad unos estándares claros que permitan diferenciar a un fondo que se adapta a estas estrategias de ISR de otros si no hay un conocimiento previo. Por ello, te hacemos dos recomendaciones si quieres decidirte por la inversión responsable:

Cuenta con una buena plataforma de fondos de inversión a tu disposición

Asegúrate de tus inversiones con la ayuda de un asesor financiero que sepa guiarte en tus decisiones