Llega el calor

Toca hacer las maletas y poner rumbo a la playa

T

Todos los años estamos esperando este momento. Con la llegada del buen tiempo y las vacaciones estamos deseando salir de nuestra rutina diaria y darnos un merecido descanso, ya sea en la playa, en la montaña o de vuelta a nuestras raíces en el ambiente rural. Es completamente necesario, ya que el estrés de la vida diaria va pesando con el paso de los días y las vacaciones son la excusa perfecta para tomarnos ese respiro.

Sin embargo, en este más que merecido descanso es normal que podamos olvidarnos de ciertas cosas. Nos olvidamos de hacer ejercicio, de la dieta, las facturas… Es algo natural, ya que la desconexión durante las vacaciones es necesaria. Ahora bien, eso no significa que tengamos que olvidarnos de nuestras inversiones. Hoy os vamos a recomendar unos consejos y herramientas para no descuidarlas durante el verano.

Desconecta pero mantente informado

Dentro y fuera de este mundo y gracias a las tecnologías con las que vivimos en nuestro día a día, estamos expuestos a un bombardeo de información constante. Esto podría parecer positivo pero en el fondo tiene un doble filo muy peligroso, ya que los filtros de esa información cada vez son más difusos y no todo lo que nos llega es fiable. Por ello, más que nunca, las vacaciones son un buen momento de desconexión de la entropía informativa actual.

Este momento del año se convierte en una buena forma de depuración y distanciamiento de toda esa maraña de mensajes, ayudándonos a relajarnos más. Ahora bien, sabemos que la inversión requiere de nuestra atención y, si bien es cierto que estar todo el día pendiente de nuestras inversiones infringe uno de los consejos del catálogo del buen inversor, olvidarse por completo de nuestro patrimonio también lo es.

Por ello, como en inversión es siempre importante estar bien informado, te recomendamos que en vez de meterte todos los días en portales de información o en redes sociales, una buena opción para mantenerse al tanto de la actualidad es mediante boletines de información.

Ya sean de forma semanal o diaria, la parte buena de un boletín es que condensa en poco espacio una recopilación de los temas más importantes y, en caso de que quieras saber más sobre una noticia que te interese en materia financiera, la amplíes.

Para ello, una buena opción que puedes encontrar son los boletines que realiza el Departamento de Análisis de Renta 4 Banco. Ya te interese el análisis fundamental, como el análisis técnico, han abierto al público este tipo de comunicaciones, fruto del empeño de la entidad en cumplir con una función pedagógica y con el objetivo de informar a aquellos que lo busquen.

Usa las herramientas que estén a tu disposición

Otra buena forma de complementar la desconexión en el periodo vacacional es hacer uso de las herramientas que tenemos disponibles. Igual que hemos dicho que las tecnologías pueden tener sus cosas malas, sin duda también tienen sus cosas buenas (vaya apaño si no). Una de las ventajas que han traído los smartphone es que en un par de pasos podemos operar desde nuestro móvil sin ningún tipo de problemas.

Si vamos a pasar unas vacaciones en la playa, desconectando de nuestra vida diaria, no vamos a irnos con portátil a todos lados. Eso sí, tampoco hay que dejar pasar las posibilidades de inversión que puedan aparecer en verano. Para ello, nuestros móviles se convierten en la plataforma necesaria para poder seguir operando sin tener que ir a cuestas con nuestro ordenador.

Además, en el caso de la app de Renta 4 Banco, puedes ver las cotizaciones en tiempo real y activarte alertas, ya sean por mail o SMS.

Pero recuerda: estás de vacaciones, desconecta y no estés todo el día con el móvil. Una buena forma de estar más tranquilo es a través de las propias herramientas que nos ofrece el mercado. Una de ellas os la explicamos hace poco y consiste en las órdenes stop loss. A modo de resumen, en este tipo de órdenes puedes limitar las pérdidas de tus activos comprados si varían por debajo (o por encima) de un precio o un porcentaje que tu hayas fijado anteriormente.

Aprovecha para formarte y revisar tu inversión y perfil

Por otro lado, con el estrés del día a día es posible que nos encontremos desactualizados. También es posible que queramos formarnos en materia de inversión pero no tenemos tiempo en nuestra rutina. Así pues, las vacaciones se presentan como una oportunidad perfecta para adquirir el conocimiento que llevamos buscando durante mucho tiempo. Además, en la actualidad existen un montón de cursos y seminarios online de inversión que no nos impiden disfrutar de cambiar de aires sin dejar de aprender.

Por último, también queremos recomendaros esta época del año para hacer un balance de nuestras inversiones. Las cosas pueden cambiar mucho de unos años para otros y nunca está de más hacerse una serie de preguntas: ¿estoy dispuesto a seguir asumiendo estos riesgos? ¿Quiero más rentabilidad para mis ahorros? Hacerse estas preguntas y revisar nuestro perfil de inversor puede ayudarnos a perfilar nuevas estrategias con la calma adquirida después de las vacaciones.

Pero, sobre todo, lo más importante de este periodo es disfrutar y descansar ¡así que a aprovecharlo!