Los índices bursátiles cumplen muchas funciones

Son importantes no solo para la inversión, sino también en otros ámbitos

A

l fin y al cabo un índice bursátil nos muestra la salud y fortaleza del país, sector o mercado concreto al que representa. En el caso del DAX, hablamos del selectivo de Alemania, ubicado en Fráncfort y que representa a una de las economías más importantes del continente europeo. Este selectivo sufrió un revés después de que el pasado año la fintech alemana Wirecard se declarase en quiebra, pasando a ser el primer miembro del indicador bávaro en hacerlo en toda su historia.

A partir de ese incidente, se ha hecho una remodelación del índice francfortés que ha tenido como resultado que la composición del mismo pase de 30 a 40 valores. Hoy en nuestro blog os vamos a explicar cuáles son esas empresas, qué más cambios ha habido y cuáles son las motivaciones de esta modificación.

El DAX 40: cambios en busca de seguridad para el inversor

Comencemos por el principio, el selectivo alemán tuvo su origen en 1988, de la mano de la Asociación de Bolsas de Valores, la Bolsa de Valores de Fráncfort y el periódico financiero Börsen-Zeitung. Una curiosidad es que en su nacimiento el DAX no pretendía ser el índice más importante de Alemania, sino más bien un complemento para los selectivos ya establecidos. Así, empezó a cotizar el 1 de julio de ese mismo año, con treinta valores en su composición. Esto se ha mantenido así con el paso de los años, con la salida y entrada de diferentes empresas. Hasta ahora.

El pasado 25 de junio la fintech Wirecard anunciaba que se declararía insolvente, provocando un hito en la bolsa de Fráncfort: la primera quiebra de una empresa que pertenecía al índice.

Tras una auditoría por parte de EY en la que no dieron por buenas las cuentas correspondientes a 2019, la cotización de la compañía caía un 90% que terminó con la dimisión del entonces CEO de Wirecard, Markus Braun. Todo esto cuando el valor tan solo llevaba dos años perteneciendo al DAX.

Este acontecimiento en los mercados bávaros generó duda sobre la fiabilidad de los procesos de supervisión que se llevan a cabo para que una compañía pase a formar parte del indicador.

El propio ministro de finanzas de aquel momento, Olaf Scholz, declaraba que “un escándalo de este tipo debe ser una señal de alarma de que necesitamos más supervisión y controles de los que tenemos hoy». Así, este acontecimiento fue lo que generó que se revisasen estos procesos y que, finalmente, ha hecho que el índice de Fráncfort pase a contener de 30 a 40 valores.

A tener en cuenta: Índice de rendimiento e Índice de precios

Cuando hablamos de índices bursátiles, debemos hacer una diferenciación entre los índices de rendimientos y los índices de precios. Mientras que los de rendimientos incluyen la reinversión de dividendos matemáticamente, los índices de precios los excluyen.

En el caso del DAX, la versión más conocida que se publica es la del índice de rendimientos, puesto que incluye los dividendos. En otros casos de sus homólogos europeos, como nuestro Ibex, el Euro Stoxx y el CAC 40, los más conocidos son los índices de precios (aunque también existe su versión de rendimientos).

Las nuevas incorporaciones al DAX 40

Aunque esta no es la única novedad que trae esta remodelación, la adición de 10 nuevas compañías para el índice es la más importante. O al menos la que más ha atraído la atención de los inversores. Las compañías que han pasado a formar parte del selectivo son las siguientes:

Sartorius

Compañía proveedora de equipos farmacéuticos de laboratorio para la producción y desarrollo de fármacos de forma segura y eficiente.

Hello Fresh

Empresa dedicada a la preparación de packs de comida a domilicio, que te ofrece un menú y te envía los ingredientes para que los prepares de forma fácil en casa. Actualmente trabajan de forma internacional tanto en Norteamérica como Europa, Australia y Nueva Zelanda. 

Porsche

La reconocida marca de automóviles especializada en modelos deportivos, de lujo y gama alta también pasa a formar parte del selectivo de Fráncfort. 

Brenntag

La compañía con sede en Essen se dedica a la distribución de productos químicos e ingredientes para todo tipo de industria, desde la cosmética a la alimenticia. 

Puma

La famosa marca de ropa, calzado y accesorrios deportivos presente en más de 12o es una de las principales novedades que pasa a formar parte del selectivo alemán. 

Qiagen

Compañía de biotecnología que desarrolla tecnologías de análisis y muestras para diagnósticos moleculares, pruebas aplicadas e investigación académica y farmacéutica. 

Airbus

Fabricante y diseñador de aviones civiles y comerciales que cotiza además en los mercados bursátiles de Madrid y París.

Siemens Healthineers

Filial del grupo Siemens AG, esta rama del conglomerado se dedica a la producción y desarrollo de material sanitario. 

Zalando

Tienda de ropa online de origen alemán fundada en 2008 que comenzó ofreciendo calzado para luego ampliar su oferta a moda en general y otros productos como mobiliario y decoración de hogar.

Symrise

Compañía de alimentación y bebidas especializada en el desarrollo de sabores y con una trayectoria de más de 120 años.

¿Qué más cambios ha experimentado el DAX?

Como ya hemos dicho, esta modificación del selectivo alemán no es la única que ha experimentado después del descalabro de Wirecard. Una de las nuevas medidas importantes que ha traído este cambio es que las compañías que quieran entrar en el índice deben presentar un EBITDA positivo en sus dos últimos ejercicios anuales. Este requisito busca una mayor sostenibilidad y solvencia, por encima de una amplia capitalización o ingresos de la compañía. 

Por otro lado, las compañías también se verán obligadas a presentar resultados tanto trimestrales como anuales, que además deben ser auditados. Por último, el índice será revisado de forma semestral, frente a la única revisión que se hacía anteriormente.

Pero esta modificación no ha afectado solo al DAX, sino que MDAX también ha sufrido cambios. Este índice incluye a compañías de media capitalización del Estado alemán y con dicha modificación ha reducido sus integrantes de 60 a 50 valores. Esa reducción es consecuencia del cambio de dichas compañías del MDAX al DAX.

Por ahora, esta medida ha afectado a los inversores de fondos indexados al DAX, ya que con esta implementación han tenido que rebalancear sus carteras para replicar el “nuevo” índice. Esperemos que con los cambios establecidos se consiga evitar incidentes como el de Wirecard en 2020 y que el inversor pueda invertir más tranquilo en el selectivo alemán.