Los inversores conservadores no lo tienen fácil

La situación de tipos negativos ha cambiado los mercados

L

La principal ventaja que tenía la renta fija frente a la renta variable es ofrecía más estabilidad y menos riesgo para los inversores frente a otros productos de inversión. Es decir, reducía la exposición de tu patrimonio a la volatilidad como contrapartida de unas rentabilidades más bajas de otros activos financieros. Sin embargo, con los tipos de interés en negativo, la renta fija ha dejado de ser una opción interesante para los inversores conservadores ya que en muchos casos lo que resulta seguro son las rentabilidades negativas fruto de la situación de los mercados.

¿Qué opciones de inversión le quedan entonces a los ahorradores que quieren rentabilidades sin exponer su dinero a altas volatilidades? La respuesta a dicha pregunta pueden ser los activos refugio. Hoy en nuestro blog os explicamos a qué nos referimos por valores refugio y por qué son una buena opción de inversión para mitigar la volatilidad.

Activos refugio en tiempos de crisis

También conocidos como activos defensivos, los llamados valores refugio son una serie determinada de activos financieros que están menos expuestos a la volatilidad de los mercados, sobre todo en momentos de crisis financieras. Reciben este nombre porque en tiempos de turbulencias económicas, esta serie de opciones de inversión son más estables y podrán salvaguardar mejor tu patrimonio frente a otro tipo de productos financieros. Es más, en muchos casos pueden ofrecer hasta rentabilidades interesantes.

Ahora bien, hay que hacer un par de aclaraciones sobre este tipo de activos. Para empezar, al estar menos expuestos a la volatilidad y ser más estables, en ocasiones significa renunciar a una posibilidad de rentabilidad mayor de la que podríamos buscar. Por otro lado, estamos hablando de inversión y ya deberíamos saber que ningún tipo de inversión está exenta de rentabilidades negativas. Sí, los valores refugio son una buena opción pero también conllevan un riesgo inherente.

Recuerda, cpara que un activo pueda ser considerado como valor refugio tiene que tener un alto grado de liquidez, para poder comprarlo y venderlo con margen de maniobra.

Gracias a sus características, los activos refugio en tiempos de crisis económica suelen tomar más relevancia. Con la volatilidad adueñándose los mercados, como podemos observar con la crisis del coronavirus, muchos inversores buscan seguridad ante las rachas bajistas propias de estas situaciones. Ahora bien, hacer una selección de valores refugio en crisis es algo complicado de llevar a cabo. Para daros unas pautas, os vamos a mostrar varios ejemplos históricos de activos de este tipo.

Activos considerados refugio

La peculiaridad que tienen este tipo de activos es que no hacen referencia a un tipo específico de valor, sino que engloba una serie de activos entre los que podemos encontrar acciones, divisas, metales preciosos… Por tanto, en momentos de turbulencias y volatilidad podemos diversificar nuestra cartera con diferentes activos que incluyan valores refugio del ibex, algunas divisas, etc. Así, además podemos repartir ese riesgo en nuestra cartera. Pero ahora bien, ¿cuales son algunos de estos activos?

Históricamente, el que ha sido siempre un activo refugio en los mercados ha sido el oro. Recordemos que antes de que el dinero fuese fiduciario, el valor de la divisa de los países era en base al patrón oro. Gracias a su descorrelación con el mercado de renta variable invertir en oro, se presenta como una buena forma de destinar tu patrimonio a un valor refugio.

El único problema que tiene este activo frente a otros es su elevado precio para inversores pequeños. Sin embargo, hay soluciones de inversión que te permiten invertir en oro sin disponer de grandes cantidades de capital.

Otro activo que también ha sido defensivo en tiempos de turbulencias financieras han sido las divisas, pero no cualquier tipo de divisa. Algunas como el dólar, el franco suizo o el yen se han convertido en divisas refugio para los inversores. El dólar, por ejemplo, ha sido siempre un activo refugio debido a que es la moneda de referencia mundial en los mercados financieros. En el caso del franco suizo, su fortaleza se hizo más patente durante la crisis de la eurozona, mientras que la estabilidad de la economía japonesa pone al yen como una divisa fuerte.

Activos refugio que ya no lo son

Dicho esto, la selección de activos que podemos considerar como refugio no es cerrada y algunos productos financieros que antes estaban dentro de esta selección ya no forman parte de ella. Por ejemplo, el bono alemán a diez años se encontraba en esta listas, pero con la situación actual de tipos de interés negativos, deberíamos dejar de considerarlo un activo refugio.

Por eso, si estás interesado en mover tu patrimonio o parte de él a este tipo de activos, antes de hacerlo por tu cuenta te recomendamos que hables con un asesor financiero. La situación de los mercados cambia constantemente y valores defensivos que lo eran antes pueden no serlo en la actualidad. Por otro lado, recuerda, por mucho que estos valores presentes estabilidad en tiempos de volatilidad, no están exentos de rentabilidades negativas.

Llámanos y haremos un diagnóstico de tu patrimonio

No hay nada peor que actuar sin tener una idea precisa de cuál es la composición de nuestras carteras, o teniendo una percepción errónea sobre la calidad o el riesgo de los activos que tenemos o en los que deseamos invertir. El desconocimiento o el diagnóstico incorrecto nos crean una inseguridad adicional, que en momentos de fuertes caídas de los mercados nos suelen llevar a decisiones erróneas. 

En estos momentos de alta incertidumbre, en Renta 4 Banco nos ofrecemos a hacer un diagnóstico de tus carteras y patrimonio, seas o no cliente y sin ningún tipo de coste ni compromiso.