¿Cómo va a evolucionar el mercado?

La pregunta que todo inversor se hace siempre

E

l problema es, que si la respuesta fuese fácil, todo el mundo se haría rico (o tal vez no). Sin embargo, aunque nadie tiene el don de la clarividencia, mediante el estudio y análisis del mercado y los valores, podemos hacernos una ligera idea de los posibles vaivenes en el mundo financiero. Para ello, las principales herramientas del inversor son el análisis, tanto fundamental como técnico.

Hoy en nuestro blog os vamos a presentar una herramienta muy útil en el análisis técnico y uno de los indicadores de gráficos más utilizados: las bandas de Bollinger.

¿Qué son las bandas de bollinger?

Las bandas de bollinger son un indicador gráfico utilizado en el análisis técnico para establecer un rango de precios de un activo. Para conseguir los parámetros de las bandas de bollinger usamos dos medidas estadísticas: la media móvil y la desviación típica. Estos parámetros generan estas bandas alrededor de la cotización del gráfico. Pero para poder visualizarlo mejor, vamos a ver el ejemplo con un gráfico:

En este gráfico de Telefónica podemos ver tres líneas. La central es la media móvil del precio de cotización del activo en las últimas 20 sesiones (por defecto). A partir de ahí, la banda superior se extrae de calcular la desviación típica con valor 2 (por defecto) y añadirlo al valor medio móvil. En cuanto a la banda inferior, se extrae de calcular la desviación estándar con valor 2 (por defecto) restada al valor de la media móvil.

Entre la banda superior y la banda inferior del gráfico se crea un rango de cotización del valor que se esté estudiando que puede servir de varias formas. Por un lado, la teoría de las bandas de bollinger explica que el 90% de las variaciones de este precio tendrán lugar en esa franja, por lo que los movimientos que tengan lugar fuera pueden ser importantes.

Otro uso de este indicador es la interpretación de las bandas de bollinger como medidor de la volatilidad del valor dependiendo de la separación de las bandas superior e inferior. Si vemos un estrechamiento entre las bandas, el valor estará sufriendo menos volatilidad, mientras que si se distancian, será un momento de más volatilidad.

Volviendo al ejemplo de Telefónica, observamos que del 12 al 20 de febrero el valor sufrió menos volatilidad que del 5 al 11 de ese mismo mes.

Cómo utilizar las bandas de bollinger en inversión

Una vez hecha la explicación sobre este indicador, podemos aplicar el bollinger en bolsa para poder anticiparnos a posibles movimientos del mercado. Vamos a mostrarlo con los tres ejemplos más conocidos:

Ruptura o breakout

Ya hemos dicho que las bandas de bollinger se pueden utilizar como indicador de momentos de baja o alta volatilidad. Cuando observamos un estrechamiento, hablamos de baja volatilidad en el que la banda de arriba sería la resistencia y la de abajo el nivel de soporte.

En dicho momento de consolidación del mercado, una ruptura tanto por encima de la resistencia como por debajo del soporte puede significar un cambio de tendencia de los precios y una oportunidad del mercado. Otro ejemplo es un ensanchamiento de las bandas, que puede significar un cambio de tendencia y abandono de zona de consolidación.

Giro de tendencia en ‘M’

Para identificar un giro de tendencia en M, hemos de observar dos máximos de precios en una tendencia alcista. El primero, ocurrirá por encima de la banda superior, mientras que el segundo ocurrirá tiempo después pero no llegará a sobrepasar esa resistencia.

Este incremento del precio sin llegar a romper la banda superior puede ser indicativo de un impulso más bajo de la tendencia. Así, se puede dar un cambio de tendencia a la baja después de una racha alcista.

Giro de tendencia en ‘W’

Este caso es opuesto al giro de tendencia en M. Aquí nos encontramos con dos caídas del precio durante una tendencia bajista. El primero de ellos, romperá la banda inferior, mientras que el segundo no llegará a sobrepasar el nivel de soporte del precio del activo.

Esto puede ser indicativo de un impulso a la baja menos fuerte del valor y un posible cambio de tendencia de este.

No dejes tus opciones de inversor solo a las bandas de bollinger

Aunque las bandas de bollinger son uno de los indicadores más populares en el análisis técnico, no son infalibles. Por ejemplo, una de las principales desventajas que tiene este indicador es que no contempla los niveles de negociación del activo que estudia. Como ya hemos dicho muchas veces, cuanta más información tengamos sobre el activo en el que queremos invertir, más preparados estaremos para poder ver si nos interesa o no.

Es por ello que, aunque las bandas de bollinger sean una buena herramienta, asegúrate de complementarla con otras de análisis técnico y fundamental.