Ahorrar parte de lo que ganamos no es suficiente para nuestro futuro

Da igual que sea para la jubilación, para  una casa o simplemente para unas vacaciones

Guardar nuestros ingresos en un depósito se nos queda corto si tenemos en cuenta los tipos tan bajos y la creciente inflación. Por eso, a día de hoy mucha parte de los ahorros están dirigiéndose a la inversión. El cambio de ahorrador a inversor busca una buena rentabilidad para nuestro dinero y así cumplir nuestros objetivos ya sean a corto, medio o largo plazo.

El camino hacia la inversión puede ser muy confuso sin una brújula que nos guíe y hay una gran cantidad de vehículos financieros que pueden ayudarnos. De entre todos ellos, los fondos de inversión se han convertido en una de las principales opciones de los españoles y en la actualidad casi cuatro de cada diez euros invertidos están destinados en ellos. Hoy te contamos qué son los fondos de inversión, su funcionamiento y todas las posibilidades que le ofrecen a tus ahorros.

¿Qué es un fondo de inversión?

Empecemos por lo básico, un fondo de inversión es una Institución de Inversión Colectiva (ICC), un patrimonio sin personalidad jurídica, formado por la suma de las aportaciones de cada uno de los participantes en el fondo, que serán invertidas en diferentes activos financieros. Destacamos cuatro actores fundamentales en este vehículo financiero:

Partícipe

Cada una de las personas que aporta una parte del capital del fondo y, por tanto, es propietario de él.

Participación

La unidad de inversión en la que se divide el fondo. Su valor es el resultado de la división del total del patrimonio entre los partícipes.

Sociedad gestora

Encargada de adoptar las decisiones y política de inversión, además de ejercer la gestión y administración de éste.

Entidad depositaria

Encargada de custodiar el patrimonio del fondo y controlar la actividad de la gestora.

¿Cómo funciona un fondo de inversión y qué ventajas ofrece?

Una vez el fondo de inversión cuenta con un capital concreto, la sociedad gestora se encarga de invertir ese dinero en diferentes activos financieros, dependiendo del tipo de fondo del que hablemos. Tras lanzarlo, el patrimonio de éste irá variando por dos motivos principales: la entrada de inversores y las fluctuaciones de valor de los activos invertidos. Por tanto, el patrimonio del fondo puede incrementar, pero también puede descender.

En cuanto a las ventajas que ofrecen los fondos de inversión, la principal virtud que brindan estos vehículos financieros es la liquidez. Es decir, en el momento que quieras recuperar tu inversión, no tendrás ningún tipo de penalización.
Por otro lado, otro de los puntos positivos de los fondos es que suelen estar muy diversificados. Esto significa que tu dinero no va a estar concentrado en un solo activo, sino en varios, por lo que si alguno va peor de lo esperado, las consecuencias no serán tan graves.

Tipos de fondos de inversión ¿en qué voy a invertir mi dinero?

Los fondos de inversión se rigen a través de unas políticas que establecen las sociedades gestoras y que están recogidas en las fichas de cada fondo. En ellas se marca el tipo de activos en los que se invertirá y la estrategia de inversión que se llevará a cabo. Los tipos de fondos más destacados son:

+

Fondos de renta variable

Invierten la mayor parte del patrimonio en activos de renta variable, principalmente acciones. Ofrecen mayores rentabilidades pero con más riesgo, por lo que están pensados para inversores con poca aversión al riesgo.

Fondos de retorno absoluto

Estos fondos persiguen un objetivo de rentabilidad positiva, con independencia de las condiciones de mercado. No siguen ningún índice de referencia, sino que buscan altas rentabilidades ajustadas a su nivel de riesgo.

Fondos de renta fija

Invierten gran parte del patrimonio en títulos de renta fija, como bonos, letras o deuda soberana. La evolución de tipos de interés y el periodo de vencimiento de los títulos son los principales factores a tener en cuenta. Enfocados a perfiles más conservadores.

Fondos monetarios

Estos fondos invierten en mercados de renta pública con vencimientos a corto plazo y de mayor seguridad, con el objetivo de proteger el capital del inversor. Están pensados para perfiles de inversión conservadores.

Fondos de renta mixta

Una combinación de inversión en renta fija y variable. Cuanto mayor sea el porcentaje de renta variable, mayor será la rentabilidad y el riesgo, y viceversa. Enfocados a todo tipo de inversores, dependiendo de la inversión predominante.

Fondos Globales

Fondos cuya política de inversión no se encuentra definida con precisión. No fija los porcentajes de renta fija y variable en los que se va a invertir, ni la moneda, ni la distribución geográfica de la inversión.

¿Tengo alguna ventaja fiscal?

La principal ventaja de los fondos de inversión es que al ser un dinero del que no dispones, todos los beneficios que vayas obteniendo están libres de impuestos. Eso sí, en el momento en el que recuperes tu inversión y sus beneficios, tendrás que pagarlos. Otras de las ventajas que ofrece este tipo de vehículo financiero es que puedes traspasar el patrimonio entre fondos sin tener que pagar impuestos. Así, puedes amoldar el pago de éstos al momento que más te convenga.

Unos consejos antes de contratar un fondo de inversión

Tras haber arrojado un poco de luz sobre los fondos de inversión, os ofrecemos cinco consejos a tener en cuenta antes de encaminaros hacia la inversión:

Desarrollar un hábito de consulta de documentación e informes periódicos
Los fondos de inversión ofrecen informes sobre el comportamiento de las inversiones que se están realizando. Conviene estudiarlos para ver las perspectivas de futuro y saber hacia dónde van tus ahorros.
Asumir un papel activo en la decisión del fondo
Si bien la sociedad gestora se encargará de invertir tus ahorros, eres tú quien decide en qué fondo invertir y el rendimiento que quieres sacarle. Recuerda, la inversión no es una actividad pasiva.
Elegir un nivel de riesgo que se adapte a nuestras preferencias
¿Prefieres una rentabilidad baja a poner en riesgo tus ahorros o buscar sacarle el mayor partido a tu dinero? Dependiendo de perfil de inversor, hay un fondo de inversión pensado para ti.
Horizonte temporal
Plantéate si buscas rentabilidad a corto, medio o largo plazo. En base al tiempo que quieras tener invertidos tus ahorros, te convendrá invertir en un tipo de fondo u otro.
Cuenta siempre con un asesor a tu lado
Tener a tu lado a un especialista en inversión te ofrece toda la seguridad que necesitas. Te ayudará a aclarar tus dudas sobre la política de inversión de un fondo que te interesa, para ofrecerte consejos en base a tu aversión al riesgo, o a la hora de entender la situación del mercado… Da igual que seas un neófito o una persona con conocimientos en la materia, los consejos de un asesor especializado siempre te servirán de guía.