Hay muchas formas de inversión

Una variedad que ayuda al ahorrador a encontrarse cómodo

Y

no nos referimos exclusivamente a los tipos de productos de inversión existentes. Hablamos tanto de los sectores en los que podemos invertir, como de alternativas a la inversión clásica como puede ser la gestión pasiva. Esta amplia variedad de opciones permite que todo ahorrador que quiera sacarle rentabilidad a su dinero pueda encontrar una forma de hacerlo sin problema.

Ahora bien, en los últimos años la búsqueda de rentabilidad se ha vuelto más complicada, entre otras cosas por los tipos negativos de los bancos centrales. De ahí que haya que buscar nuevas alternativas de inversión con el objetivo de encontrar rentabilidades más atractivas para los inversores. Hoy os vamos a hablar de una de ellas, las megatendencias en inversión.

¿Qué son las megatendencias?

Para empezar, debemos aclarar que las megatendencias no es un término que esté relacionado estrechamente a la inversión, sino que va más allá. Podemos denominar megatendencias a un conjunto de corrientes transformadoras que se dan en determinados aspectos organizativos de la sociedad y la economía. Estas corrientes tienen un impacto global y perdurable en el tiempo a largo plazo.

Quizás explicado de esta forma puede parecer un término un poco confuso, pero si ponemos ejemplos seguramente lo entendáis mejor. Por ejemplo, la disrupción tecnológica que estamos viviendo en la actualidad o los cambios demográficos que están dándose a lo largo del mundo son megatendencias que han hecho que nuestro entorno cambie completamente de hace unos años hasta ahora. ¿Os acordáis de cómo era el mundo antes de la llegada de internet en nuestro día a día?

Pero, adentrándonos ya en materia de inversión, las megatendencias son un nicho del mercado que puede ser muy interesante para todos aquellos ahorradores que busquen rentabilidades. Una de las características que las hacen tan interesantes es que están descorrelacionadas de los ciclos económicos. Es decir, al estar enfocadas en todas esas corrientes que van a modificar el mundo tal y como lo conocemos, no están tan ligadas al presente como otro tipo de inversiones.

Eso, por otro lado, hace que la inversión en megatendencias esté enfocada siempre a un largo (o como poco) medio plazo, ya que su potencial de crecimiento está más apegado al futuro.

Esto significa que de igual forma tenemos que ser conscientes de que hay riesgos, ya que al ser inversiones que piensan en el futuro pueden ser volátiles. Por eso, la inversión en megatendencias tiene que estar adaptada a nuestro perfil de inversión y horizonte temporal. Para explicar de mejor forma las ventajas de las megatendencias, le hemos pedido a Elena Rico, gestora del Fondo Renta 4 Megatendencias Salud que nos explique las virtudes de estas corrientes de inversión

Invertir a través de megatendencias es una solución para complementar la cartera tradicional del inversor, por su carácter global y diversificado. Además, tiene un fuerte impacto en la sociedad y presenta una gran ventaja, que es la sencillez para entender la tesis de inversión, lo que hace que se conecte emocionalmente con el inversor permitiendo así una mejor alineación de intereses

Elena Rico

Gestora, Renta 4 Gestora

Ejemplos de megatendencias

Pero, ¿cuáles son las megatendencias que más destacan en la actualidad? Como ya hemos dicho, tecnología y salud son una parte fundamental de las megatendencias que están predominando en los mercados. Pero si queremos acotar más, podemos poner algunos ejemplos concretos de megatendencias:

Nuevas tecnologías

La disrupción tecnológica que ha llegado en los últimos años a nuestra vida ha cambiado completamente todos los aspectos de nuestro día a día. La vanguardia tecnológica enfocada a la inteligencia artificial y la robótica forma una parte importante de esta y se coloca como una megatendencia clave.

Sociedad y demografía

El envejecimiento de la población, cada vez más pronunciado por el aumento de la esperanza de vida, sumado al descenso de la natalidad está forzando una pirámide demográfica invertida. Fruto de esto han surgido (o se han reforzado) algunos negocios centrados en la tercera edad, que en España representa más del 30% de la población, en lo que se ha denominado el poder gris.

Sostenibilidad y medio ambiente

La creciente preocupación por el consumo de los recursos del planeta, la contaminación o el impacto del cambio climático ha desembocado en el estudio de soluciones ante estas problemáticas. Un ejemplo de ellos (aunque va más allá de puramente medioambiental) es la Inversión Socialmente Responsable.

Estilo de vida

La conciliación que ofrece el teletrabajo, la concienciación de la salud, la inmediatez que nos aportan las nuevas tecnologías… todos estos factores han hecho que nuestro estilo de vida y la forma en la que pasamos el día a día haya cambiado y esté cambiando constantemente.

¿Cómo invertir en megatendencias?

A la hora de invertir en megatendencias por nuestra cuenta puede ser un poco complicado. Primero, el hecho de identificar las empresas que se dedican a estas corrientes sin tener unas nociones básicas es la primera barrera. La segunda barrera es saber si dichas empresas presentan una posibilidad de inversión interesante. Como ya hemos dicho, al hablar de megatendencias y futuro si no elegimos bien las compañías a las que destinar nuestro patrimonio podemos encontrarnos sorpresas bastante desagradables.

Por ello, una buena forma de inversión en megatendencias es a través de un fondo de inversión cuya filosofía se centre en esta temática. Gracias a este tipo de fondos tendrás la seguridad que ofrece este tipo de productos a nivel de diversificación y a nivel de especialización por su equipo gestor.

Un buen ejemplo de fondo enfocado a este nicho sería el Renta 4 Megatendencias Salud, que muestra que tras la crisis del coronavirus el sector ha salido incluso reforzado.

Recuerda, los fondos de inversión no son solo interesantes en cuanto a megatendencias, sino para todo tipo de inversor y sectores, ya que aúnan diversificación y la gestión de un especialista de inversión. 

Por tanto, gracias a su proyección de futuro y su descorrelación, las megatendencias en inversión se configuran como una opción muy interesante para los inversores que buscan rentabilidades atractivas.