Las expectativas de futuro no son las mejores para los millenials. Es bien sabido que esta generación será la primera que vivirá peor que sus padres y la sombra de incertidumbre de cara al futuro, cubre los pensamientos de estos jóvenes. Por poner un ejemplo, la jubilación. Con la hucha a punto de vaciarse, el barómetro del CIS del pasado marzo explicaba que la jubilación suponía una de principales preocupaciones para los españoles.

El retiro de los españoles pinta feo, y esa es la razón por la que los planes de pensiones estén cobrando fuerza entre los ahorradores, hasta el punto de que los depósitos han pasado a un segundo plano.

Sin embargo, hay una gran parte de la población que todavía no entiende muy bien cómo funciona un plan de pensiones o, directamente, no saben qué es.

A partir de hoy eso no será un problema, porque en este post os vamos a explicar qué es y en qué consiste un plan de pensiones, una de las mejores opciones para asegurarte un buen futuro.

Planes de pensiones: ahorro pensando en el futuro

Pero empecemos por lo básico, ¿qué es un plan de pensiones? Es un producto de ahorro a largo plazo pensado para poder guardarnos un dinero de cara a los días de jubilación. Gracias a estos activos, además de conseguir un ahorro pensando en el futuro, conseguirás un beneficio extra que no te hará perder poder adquisitivo frente a las subidas del IPC.

A tener en cuenta: Índice de Precios de Consumo (IPC) 

El IPC es un índice económico que valora un conjunto de bienes y servicios que consumimos de forma regular (la llamada cesta familiar) y la variación de precios que presenta en un periodo determinado de tiempo. Conviene diferenciar el IPC de la inflación, ya que el Índice de Precios de consumo sólo afecta a la cesta familiar.

 

Ejemplo práctico: Si en 2017, el gasto de nuestra cesta familiar (alimentos, ropa, etc) era de 100 euros y en 2018 la misma cesta ha costado 102 euros, podemos decir que el IPC en 2018 ha subido un 2%.

Así pues, desde el momento en el que contratas un plan de pensiones, tú decides la cantidad que deseas aportar y los plazos de tiempo que más te convengan. ¿Sigues sin tenerlo claro? Bueno, para despejar un poco las dudas que puedas tener, te presentamos una serie de ventajas y desventajas de este tipo de producto de ahorro:

VENTAJAS

Ofrece ventajas fiscales

Los planes de pensiones te ofrecen una ventaja muy atractiva de cara al ahorro, desgravarte el IRPF hasta un máximo de 8.000 € o el 30% de tus ganancias netas anuales. Dependiendo del tanto por cierto que te retengan y el total que destines a tu plan, tendrás más o menos beneficios. Un ejemplo práctico: si actualmente tienes un IRPF del 24% y durante el año has ingresado en tu plan de pensiones 2.000 euros, Hacienda te devolverá finalmente 480 €.

Saca partido a tus ahorros

Guardar el dinero en un depósito que no ofrece ningún tipo de rentabilidad y no tenemos en cuenta la inflación puede hacernos perder poder adquisitivo. Los planes de pensiones están pensados para evitar este tipo de situaciones, ya que además de poner bajo llave tus ahorros, busca sacarles un rendimiento a este esfuerzo que haces durante tus años de trabajador de cara al futuro mediante la inversión.

No te exige aportaciones obligatorias

¿Hay un mes que has tenido un pago imprevisto y no has podido ahorrar? No te preocupes, deja el ahorro pensado para el plan de pensiones preparado para el mes que viene. El no tener una “obligación” de aportar dinero puede suponer un alivio para muchos ahorradores que quieren sacar rentabilidad a sus ahorros pero no son capaces de guardar parte de sus ingresos todos los meses.

No te deja sacar el dinero antes de tiempo

Saber que tienes una buena cantidad ahorrada puede ser una tentación muy jugosa… Anteriormente, los planes de pensiones no te dejaban disponer de tu dinero, ya que solo podías disfrutarlos durante tu jubilación, o en casos excepcionales (paro de larga duración, incapacidad laboral permanente, situación de gran dependencia, enfermedad grave, fallecimiento o ejecución hipotecaria). Sin embargo, a partir de 2018 puedes disponer del dinero de tu plan de pensiones tras 10 años. Eso sí, recuerda que esto es un producto de ahorro pensado para la jubilación.

DESVENTAJAS

No te deja hacer uso de tu dinero para emergencias

Lo que puede ser una virtud también se puede convertir en un defecto. Poniendo de nuevo el ejemplo de la emergencia, en el caso del plan de pensiones no vas a poder disponer de tu dinero de forma inmediata, cosa que en otro tipo de productos como los fondos de inversión, sí.

No te exige aportaciones obligatorias

Esta desventaja no es en sí misma un problema del tipo de producto, sino más bien un defecto humano. Al no tener una obligación de aportación, es posible que no creemos un hábito de ahorro y tengamos un plan de pensiones abierto sin ningún provecho. Es como aquel “amigo” que se apunta al gimnasio, va cuatro veces en la primera semana y luego deja de ir…

Rentabilidad menor frente a otros productos

Al comparar la rentabilidad de los planes de pensiones con otro tipo de vehículos de inversión, comprobamos que queda por debajo. Hay que tener siempre claro que el objetivo del plan de pensiones es el ahorro a largo plazo, no buscar una buena rentabilidad.

Recuerda, los planes de pensiones no están pensados para sustituir a la jubilación de la Seguridad Social, sino que buscan ser un complemento de ésta, aportando calidad de vida y sirviendo como red de seguridad.

 

Consejo de sabios:

No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy

Para terminar, no se nos ocurre una mejor forma de despedir este post que con un buen consejo. Si te decides por invertir tus ahorros en un plan de pensiones, hazlo con cabeza. Una práctica muy habitual de algunos inversores consiste en ahorrar una cantidad durante todo el año y hacer el desembolso de una tacada.

Sin embargo, es más recomendable transferir dinero a tu plan de forma periódica que todo de golpe. ¿Por qué? Tu dinero va a ser invertido en los mercados bursátiles, si lo repartes a lo largo del año los inversores van a gestionarlo en base al mercado, pero si lo ingresas todo en un momento determinado, el rendimiento de ese dinero ya se va a ver influido por la situación en la que se encuentre… ¿y si pillas la hora de las vacas flacas?