Hay multitud de empresas para invertir

Alternativas para conseguir buenas rentabilidades

C

uando alguien se plantea invertir en empresas, es fácil acudir a las grandes bolsas y los índices en búsqueda de grandes rentabilidades. Ahí cogen relevancia las Blue Chips, valores destacados de cada índice que aportan más seguridad frente a otras compañías. Sin embargo, como ya sabemos el binomio de rentabilidad/riesgo nos indica que a menor riesgo, menor rentabilidad.

Hoy os vamos a ofrecer una buena alternativa tanto a las blue chips como a las compañías que forman los índices bursátiles. Os explicamos qué son las small caps y por qué invertir en ellas.

Small cap: Compañías de baja capitalización

Las small caps son compañías que tienen una capitalización bursátil pequeña o baja capitalización. Esto significa que hablamos de empresas pequeñas, cuya capitalización bursátil se encuentra en la horquilla de 300 o 2.000 millones de dólares en Estados Unidos. Por su parte, en Europa la horquilla para considerar a una compañía small cap ascendería a 3.000 millones de euros.  Por encima de estas, estarían las empresas de mediana capitalización y las de alta capitalización, que suelen ser las más conocidas.

Ahora bien, cuando hablamos de small caps, aunque nos refiramos a aquellas compañías pequeñas eso no quiere decir que el mercado de este tipo de valores sea reducido. Por un lado, cabe mencionar que en Estados Unidos más del 60% son empresas pequeñas, mientras que en Europa el porcentaje se encuentra ligeramente por encima del 50%.

Por tanto, aunque su peso individual pueda ser pequeño, en general tienen un peso muy importante en la economía de sus entornos y en la creación de empleo.

Por otro lado, cabe destacar que aunque los principales índices bursátiles del mundo son los que representan las mayores empresas de cada país, ya sea Dow Jones, Ibex, Nikkei…también existen índices para las small caps. Por ejemplo, en España contamos con el IBEX Small Caps, que aglutina las principales small caps de nuestro país, mientras que si nos vamos a nivel europeo podemos encontrar el Stoxx Europe 200 Small. Por otro lado, si quieres saber cuáles son las small caps españolas puedes buscar en el BMW Growth.

Ventajas y desventajas de small caps

Una vez explicado en qué consisten las small caps, toca hablar de qué características presenta este tipo de empresas de cara al inversor. Pasaremos tanto por las notas positivas como las negativas de cara a la inversión.

Ventajas de las small caps

Poder de revalorización

Al hablar de empresas pequeñas, su potencial de crecimiento y revalorización es más alto que si las comparamos con otros valores que ya estén más asentados en el mercado. Tanto es así que históricamente los índices centrados en las compañías con baja capitalización han tenido revalorizaciones más altas que sus “hermanos mayores”. Por otro lado, al ser compañías más pequeñas tienen precios más asequibles.

Poco seguimiento

El mercado de small caps es inmenso y está lleno de valores, muchos de ellos que no son seguidos por grandes empresas de análisis. Es por ello que es más fácil encontrar compañías que se encuentren infravaloradas, es decir, que su cotización es más baja que su valoración real. De esta forma, es más fácil encontrar pequeños “tesoros escondidos”.

Desventajas de las small caps

Mayor riesgo

Ya sabemos que en inversión, a más rentabilidad buscada nos exponemos a más riesgo y con las small caps no es diferente. Sí, tienen mayor potencial de revalorización pero al no estar tan asentadas como los grandes valores sufren mayor volatilidad y con ello se incrementa el riesgo.  

Poca información financiera

Como ya hemos dicho, muchas small caps no cuentan con cobertura de análisis, por lo que la información que tenemos sobre ellas puede ser bastante escasa. Por tanto, si no sabes interpretar los datos y sacar tus conclusiones puede ser una inversión arriesgada. Si tienes experiencia, podrás invertir mejor pero te va a tocar estudiar bien sus datos.

La forma más “sencilla” de invertir en small caps es, directamente, comprar acciones de estas compañías. Sin embargo, como ya hemos visto en el anterior punto, invertir en small caps eleva el riesgo y para hacerlo bien debemos involucrarnos en la inversión. Al ser compañías poco seguidas la información y análisis hecho sobre ellas es escaso, por lo que tendrás que hacer un esfuerzo extra de valoración.

Como alternativa, los fondos de inversión cuya filosofía de inversión se centra en este tipo de activos se convierten en una opción muy interesante para entrar en los small caps.  Pero si todavía no tienes claro la inversión en estas compañías, David Cabeza, gestor del fondo Renta 4 Small Caps Euro, lo explicó a la perfección en el Investor’s Day de Renta 4 Gestora:

De igual forma, las Small Caps pueden suponer una exposición al riesgo alta, por lo que si tu perfil no es tolerante sí que puede una inversión con la que no sentirte cómodo. Ahora bien, si invertimos en estos activos a través de un fondo y dejamos que forme parte de un porcentaje pequeño de nuestra cartera de inversión, podremos diversificar esta misma sin sentirnos nerviosos y consiguiendo rentabilidades interesantes.

Renta 4 Small Caps Euro

Renta 4 Small Caps Euro

Fondo gestionado por David Cabeza

Renta 4 Small Caps Euro es uno de los mejores fondos small caps que hay a disposición de los clientes de Renta 4, que en lo que lleva del año acumula un rentabilidad cercana al 20%.

Publicidad