Cómo construir una cartera si empiezas desde cero

En el podcast anterior vimos cómo obtener rentas periódicas de nuestras inversiones. Hoy veremos cómo construir una cartera cuando empezamos desde cero o tenemos muy poca experiencia. En este caso, recuperamos algunas de las ideas de los dos primeros podcasts de este ciclo 

Es importante, como primer paso, entender cuál es nuestro perfil inversor. Es decir, nuestro grado de aversión al riesgo, cómo responderíamos ante perdidas en nuestra inversión. También definir nuestros objetivos con la inversión y las necesidades de liquidez que prevemos. ¿Se trata de ir construyendo una cartera a largo plazo o estamos más bien ahorrando con el objetivo concreto de disponer de ello en el corto- medio plazo? Es importante también ser realistas en cuanto nuestra situación financiera y el importe disponible para ahorrar. 

Con esto podemos pensar en empezar a invertir nuestros ahorros. Lo más aconsejable en este siguiente paso es ponerte en manos de un experto para que pueda, con ayuda de todo el análisis previo, proponernos una cartera con la distribución de activos adecuada para nosotros. Es decir, una cartera compuesta por los distintos activos a nuestra disposición (principalmente mercado monetario, renta fija y renta variable) en la adecuada proporción. Evitaríamos, en todo caso, dejarse llevar por consejos de amigos, conocidos o familiares. O seguir cualquier idea que leamos publicada. Tampoco aventurarse a entrar en compañías con el único argumento de que “ahora está barata”. “No es oro todo lo que reluce” y aunque alguna de esas ideas o consejos fuese potencialmente una buena alternativalo importante es sí lo es para nosotros (para nuestro perfil de riesgo, objetivos, situación financiera y necesidades de liquidez), y qué lugar debería ocupar en nuestra cartera. 

Bien, ya tenemos una adecuada distribución de activos, nuestro asset allocation objetivo. Ahora, ¿cómo lo materializamos? ¿A través de qué productos o soluciones? 

Hemos dicho, que tenemos poca experiencia así que evitaríamos cualquier producto financiero complejo. Una buena alternativa para empezar es hacerlo mediante fondos de inversión. Los fondos de inversión son instituciones de inversión colectiva, donde muchos distintos inversores invierten sus ahorros para que sean gestionados por profesionales, según unas políticas de inversión bien definidas. Son instrumentos muy transparentes, regulados y que, en general, ofrecen liquidez diaria.  

Podemos, además, unir a esta cesta de fondos un plan de ahorro periódicoa través del cual, mensual o trimestralmente, vayamos invirtiendo automáticamente pequeños importes. Con esta disciplina de inversiones periódicas, estaremos asegurando un mayor patrimonio futuro. Además, añadiremos una mayor estabilidad a nuestra inversión, al darnos un precio medio ponderado de entrada menos afectado por la volatilidad de momentos concretos de mercado. 

Y esto es así porque a través del plan de ahorro periódico iremos haciendo pequeñas compras automáticas a lo largo del tiempo. Cuando el mercado caiga, con el mismo importe periódico podrás adquirir un mayor número de participaciones de los fondos (porque estas valdrán menos). En cambio, cuando el mercado suba podrás comprar menos participaciones, pero las que hayas comprado antes, valdrán más. 

Como se puede ver en el siguiente gráfico, cuando el mercado cae, podrás comprar un mayor número de participaciones del fondo con tus pagos periódicos. Obviamente, cuando el mercado sube, comprarás menos participaciones del fondo, pero las que compraste durante los meses anteriores valdrán más.

 

 
Como ejemplo de alternativa sencilla para empezar, puedo hablaros de nuestras cestas perfiladas de fondos de Renta 4 Gestora, por ejemplo. Se trata de una solución simple para clientes que quieran invertir su patrimonio sin buscar la sofisticación de invertir en fondos internacionales u otras alternativas. A través de estas cestas tenemos acceso a los mejores fondos de nuestra Gestora en la proporción adecuada para nuestro perfil. 

No olvidéis que una cartera de inversión necesita de un “servicio postventa”. Es decir, necesita ser revisada periódicamente para adecuarla a las circunstancias de mercado y también a las nuestras propias como inversor. 

Pero no siempre necesitamos ser nosotros con nuestro asesor los que revisemos nuestra cartera y tomemos decisiones activamente. Nos gustaría hablaros ahora de otra alternativa, que es la gestión de carteras. Muchas veces nos encontramos en Renta 4 con clientes que no buscan una relación tan activa con sus inversiones, no quieren implicarse tanto en ellas. En la actualidad tenemos ya muchos quebraderos de cabeza y sacar el tiempo necesario que requiere la inversión a veces es complicado. 

En estos casos, una buena opción es adquirir un servicio de gestión discrecional de carteras. A través de este servicio delegas la gestión de tus inversiones en manos expertas.  

¿Cómo funciona? Una vez acotado nuestro perfil, objetivo y necesidades, será un gestor el que se encargue de tomar las decisiones por nosotros, siempre dentro de los límites de la política de inversión definida. Lo hará principalmente a través de fondos de inversión, a través de nuestra amplísima gama con más de 4.000 instrumentos de 150 gestoras internacionales, además de la nuestra propia: Renta 4 Gestora.  

El gestor se encargará de tomar las decisiones más adecuadas, rebabalanceando nuestra cartera cuando sea necesario. En Renta 4, de hecho, una de nuestras señas de identidad es gestionar muy activamente las bandas de exposición a riesgoLo cual nos ha permitido en este escenario de mercado tan adverso, mitigar las fuertes pérdidas de índices.  Por supuesto, estaréis siempre informados de los movimientos de vuestra inversión para que estéis al tanto de su destino y funcionamiento.  

Como veis, las opciones son muchas pero lo más importante es que las cosas se hagan bien y por eso vuelvo al principio: visita r4.com o LLÁMANOS al 902 15 30 20No importa si eres cliente de Renta 4 Banco o no. No esperes. Empieza cuanto antes a cuidar de la salud de tus inversiones. 

 

Juan Sánchez del CampoDirector de Clients Solutions de Renta 4 Banco

Llámanos y hacemos un diagnóstico de tu patrimonio

No hay nada peor que actuar sin tener una idea precisa de cuál es la composición de nuestras carteras, o teniendo una percepción errónea sobre la calidad o el riesgo de los activos que tenemos o en los que deseamos invertir. El desconocimiento o el diagnóstico incorrecto nos crean una inseguridad adicional, que en momentos de fuertes caídas de los mercados nos suelen llevar a decisiones erróneas. 

En estos momentos de alta incertidumbre, en Renta 4 Banco nos ofrecemos a hacer un diagnóstico de tus carteras y patrimonio, seas o no cliente y sin ningún tipo de coste ni compromiso.